Home Básquet Simón Cisneros, volando con los pies

Simón Cisneros, volando con los pies

985
0
Por Martín Gálvez.

En 2019, una lesión en el quinto metatarsiano de su pie izquierdo lo obligó a estar con yeso y mirando desde afuera a sus amigos jugar. Eso lo motivó a pasar horas y días en el gimnasio para regresar de la mejor manera. Así fue que al poco tiempo de volver a picar la pelota, la alegría de jugar una final se volvió llanto cuando se escapó el partido en el final.

Sin embargo, 13 días después y con apenas 13 años debutó en primera división ante San Martín. Aquella noche, Fabrio Mirano lo mandó a la cancha y él respondió como si no fuese un niño. El Truja Paderno se fundió en un grito ensordecedor cuando, pícaro, con mano derecha rompió hacia afuera y por encima de la marca anotó sus primeros dos puntos.

Más tarde, llegó la citación a la preselección provincial y no pudo quedar entre los 12 que viajaron al Argentino en San Luis. Y luego, otra posibilidad de título con los U13 se volvió a negar. El fin de año llegó con el reconocimiento en la terna de los Olimpias del Golfo a los deportistas destacados del año y luego la pandemia catapultó un año de sueños.

Pero como en cada oportunidad que las cosas no salieron, Simón Cisneros decidió esforzarse el doble y poder lograrlo. Poco le importó perderse tardes en la playa con amigos, él quería mejorar. Así paso el verano tirando y tirando al aro, tardes de insoportable calor fueron inspiración para un niño que ya sabía lo que quería. Con Fabricio Agnoli acompañándolo cada tarde, fueron puliendo y perfeccionando la técnica, la mecánica, su juego.

En el inicio del 2021 una puerta se abrió en Azara 598 de Bahía Blanca. El Club Alem, donde surgió Pacho Jasen, lo recibió y poco a poco Simón fue creciendo. No solo en altura, sino también con su juego. Pese a estar lejos de casa, de sus padres y sus amigos, inició un nuevo camino. Su esfuerzo, su dedicación y sus sueños hoy lo llevaron a ser parte de la preselección sub-15 de la Capital Nacional del Basquet. Es imposible predecir el futuro, saber hasta dónde llegará, pero Simón tiene claro su rumbo y está usando sus pies para volar.

Dejá un comentario

Por favor ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí