Home Fútbol La Naranja está de fiesta

La Naranja está de fiesta

816
0

Con dos goles de González, Las Grutas empató 2 a 2 con Talleres y se coronó campeón de la Liga Rionegrina por el 4 a 2 global. Leandro Railef, con un golazo olímpico, y Molina en contra hicieron los goles del aurinegro. Al inicio del segundo tiempo, Villalba vio la roja por doble amonestación en la T. Minutos después, Molina se fue expulsado por una falta sobre Railef.

“Las finales no se juegan, se ganan” fue una de las frases celebres de Alfredo di Stéfano. Y así lo hizo Las Grutas, que con cuatro pelotas paradas, fue pura contundencia para conseguir su tercer título. En el Náutico la fiesta fue Naranja. Porque a pesar de haber ganado 2-0 en la ida, en la vuelta no resignó el ataque y fue certero cuando tuvo pelota quieta.

Con varios cambios obligados y la vuelta al equipo de Mariano González, el Depo se paró bien para aguantar los primeros minutos de la T. Hasta tuvo la primera chance clara de gol que Castro evitó a puro reflejo para mandar al cóner la volea de Peñepil. Sin embargo, a los 14′, Railef metió un derechazo que sorprendió a Feldaño que se le coló por la espalda y puso el 1 a 0.

Con el gol rápido, Talleres se empezó a soltar. Parra quedó a cara a cara con el uno grutense pero nunca le quedó cómoda y la tiró por arriba. Pese a que la T fue ganando confianza, el Depo no tambaleó. Primero tuvo en los pies de Farías el empate y luego en un cabezazo del mismo que controló bien Castro.

Cuando se moría el primer tiempo, y como en la ida, desde pelota parada llegó el gol Naranja. Pelota pasada, Pazos la metió al medio y González cabeceó solo para poner el empate. Pero la tranquilidad le duró poco a Las Grutas. Porque al minuto, Molina dejó sin chances a su propio arquero con un cabezazo y el aurinegro se fue 2-1 al entre tiempo.

Al minuto de iniciado el complemento Villalba vio la roja por doble amonestación. Pero minutos después, Molina le metió un codazo a Railef y también se fue expulsado por su segunda amarilla. A partir de ahí el partido se rompió. Sobraron espacios para la contra Naranja y Talleres lo buscó pero sin claridad. Gonzalez que dejó de ser referencia arriba, pasó a jugar al medio y controló los hilos del visitante.

Hasta que a los 23′, el “Gallego” cabeceó solo en el centro del área chica y desató la locura naranja. Encima, cada falta recibida era demorada por el Depo que iba adueñándose del tiempo. Tolosa lo tuvo a los 32′ pero la pelota dio en el palo y en el rebote Railef le erró al arco. Fue la última clara para la T. El viento empezó a jugar su papel y Las Grutas lo pudo liquidar con Sequeira de contra pero Castro estuvo atento para evitar otra caída.

Con el silbatazo final, se desató la locura naranja. Se le había escapado la liga en su casa en el 2019, finalizada en el 2020 desde los 12 pasos. Luego pasó un año y medio sin fútbol. Y esta vez, hizo los deberes de local y lo buscó de visitante. Fue contundente en las pelotas paradas y con un global de 4 a 2 gritó campeón por tercera vez.

Arriba: Cardenas, González, Railef, Otero, Castro y Godoy. Abajo: Parra, Bartolo, Morón, Villalba y Pray.
Arriba: González, Farías, Cortez, Feldaño, Espiasse y Pazos. Abajo: Pirchio, Sequeira, Wagner, Molina y Peñepil.

Dejá un comentario

Por favor ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí