Home Locales afuera La amistad y el vóley solo cambiaron de ciudad

La amistad y el vóley solo cambiaron de ciudad

1321
1

De jugar en la Escuela Municipal de San Antonio a vestir la roja y blanca de Universitario en Bahía Blanca. De toda una niñez y adolescencia juntos, a continuar en la juventud compartiendo la misma pasión. Se conocieron y se formaron como jugadores y personas en el Gimnasio Municipal de San Antonio, hoy Lucho, Matías, Nico, Mateo y Tobías siguen juntos en San Juan y Alem.

Cuando termina la secundaria los grupos de amigos suelen sufrir alteraciones. Algunos se separan, cada uno toma un rumbo, para solo encontrarse en vacaciones (de invierno o de verano) cuando vuelven a casa. En otros casos, deciden o coinciden, seguir el mismo camino, o partir a la misma ciudad.

Esto ocurrió con cinco jóvenes de nuestra localidad. Compartieron toda la niñez y la adolescencia adentro, y afuera, de una cancha de voley. Y pese a que no estudian lo mismo, partieron a la misma ciudad y continúan juntos en el mismo club. Universitario fue el elegido, “llegamos al club por un conocido de Luis Beltran que nos invito a que vayamos a hablar con el entrenador para jugar con ellos” mencionó Luciano Antunez quien alterna dos carreras con los entrenamientos. “Es necesario realizar algun deporte mientras estudias, porque te abre la cabeza y te despeja de muchas cosas” agregó Lucho estudiante de Igeniería Electrónica y Óptica y Contactología.

Matías, Lucho, Mateo y Nico campeones en San Antonio del Grand Prix sub 18.

Matías Mora, fue el primero de los cinco en pisar una cancha, llegó a los 8 años al Gimnasio Municipal motivado por su mamá y nunca más salió de la 10×6. El futuro farmacéutico siente al voley como parte de su vida, “el voley para mi, es un cable a tierra. Es un deporte que me gusta jugar y encima lo comparto con mis amigos. Ya se podria decir que gran parte de mi vida ronda al voley, ya que casi toda la gente que me rodea tiene que ver con eso”.

El voley los fue uniendo. Matías comenzó a los 8 años luego de haber jugado un par de años al basquet. Lucho a los 10 y un par de semanas después se le sumo Nicolas Paderno, quien hoy está haciendo la Licenciatura en Computación junto a Mateo Becco. La llegada de Mateo al voley fue gracias a los intercolegiales, quería tener una idea para poder participar con el equipo y terminó siendo una pieza clave en el equipo de la Escuela Municipal. El último en llegar fue Tobías Dani, siempre ligado al basquet, decidió incrusionar este año en otro deporte, pero con sus amigos.

“En mi vida el voley significa mucho, me dio un monton de amistades que sigo manteniendo. Gracias a dios en SAO formamos un grupo increible y nos fue realmente muy bien. Pude vivir experiencias que no se cambian por nada. Sentir que te va bien en el deporte que te gusta es realmente satisfactorio”, así definió el campeón de los Juegos Nacionales de Playa al deporte que marca su vida.

Lucho fue campeón de los Juegos Nacionales de Playa con Gerónimo Vincent.

Por el momento, participan de las categorías Sub-20 y Mayores de la Liga Bahiense de Voley. “Respecto al nivel siento que, si bien acá es alto, estamos a la altura. Actualmente estamos en el segundo puesto de ambas categorias”, remarcó Matías. Mientras que Lucho agregó, “Creo que estoy entrenando a un muy buen nivel. Así que si se me presenta la oprtunidad de llevar el voley al siguiente nivel, y tambien poder seguir estudiando, lo voy a hacer”.

Matías, Luciano, Nicolás, Mateo y Tobías encuentran en el voley un lugar para estar juntos como lo hicieron toda su vida. La amistad y el voley, solo cambiaron de ciudad.

1 comentario

Dejá un comentario

Por favor ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí